MATERIAL CONTRA INCENDIOS. TRATAMIENTOS IGNIFUGOS DE TEXTIL, CORCHO, MADERAS,          METAL. MOQUETAS Y TEJIDOS IGNIFUGOS. PROYECTOS. MATERIAL DE SEGURIDAD LABORAL.

Andaluza de Extintores ®

Información de interés

Cuadro de texto: Utilización de extintores portátiles.
Los extintores disponen de un sistema de seguridad, una anilla o solapa, que evita su accionamiento involuntario. Para utilizar el extintor deberemos retirar la anilla o solapa.
Para la utilización correcta del extintor deberemos cogerlo a la altura de las caderas con una mano y con la otra accionaremos la pistola o abriremos la válvula dando lugar a la expulsión del agente extintor, por la boquilla difusora de la manguera.
Dirigiremos el agente extintor hacia la base de las llamas más próximas, moviendo el chorro en zigzag y avanzando a medida que las llamas se van apagando. Procuraremos no dejar focos que puedan avivar las llamas o el fuego de nuevo.
Tipos de fuegos:  
Si el fuego es de sólidos, una vez apagadas las llamas, es conveniente, romper y espaciar las brasas con algún tipo de instrumento, volviéndolas a rociar con el agente extintor de modo que queden bien cubiertas.
Si el fuego es de líquidos, no es conveniente lanzar el chorro directamente sobre el líquido incendiado, sino de una forma indirecta, procurando que no se derrame más líquido y extienda aún más el fuego. Se deberá actuar de igual forma frente a sólidos granulados o con partículas de poco peso.
Recomendaciones:
El extintor tiene un periodo más o menos corto de utilización, por lo que conviene accionarlo cuando estemos frente al fuego que queramos a pagar.
La acción del extintor será más eficaz cuanto más cerca estemos del fuego que queramos a pagar y cuanto más pequeño sea éste, por ello es preciso actuar con rapidez, pero sin perder en ningún momento la calma.
En caso de estar en lugar al aire libre, si es posible, se ha de procurar actuar con el viento a favor, ya que de este modo no sólo  nos afectará menos el calor sino que además la llamas no reincidirán en zonas ya apagadas.
Puede suceder que tengamos que cambiar las zonas de ataque al fuego, para lo cual tendremos que dejar de accionar el extintor dejando de presionar la válvula, y volviendo a accionarla una vez estemos en nuestra nueva posición de ataque dirigiendo nuevamente el chorro del agente extintor con la boquilla de la manguera.
Dado que cada tipo de extintor tiene sus instrucciones particulares de uso en función de su modelo y fabricante, es fundamental conocerlas con anterioridad a una emergencia, ya que en ese caso, no tendremos tiempo suficiente de leer las instrucciones correspondientes.
Empresas